OSTELEA EN EL PARLAMENTO EUROPEO
Noticias
OSTELEA EN EL PARLAMENTO EUROPEO
14 Noviembre, 2019

OSTELEA EN EL PARLAMENTO EUROPEO

Claudio Milano investigador y director del Máster en Destinos Turísticos Sostenibles y Planificación Turística Territorial en Ostelea, School of Tourism & Hospitality ha presentado un informe sobre saturación turística junto con otros investigadores y expertos en gestión turística en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas. El estudio se enmarca en el contexto de la Comisión parlamentaria de Transportes y Turismo (TRAN) que engloba cuestiones relacionadas con el desarrollo de políticas europeas común para el transporte, la movilidad y el turismo.

El informe, titulado “Overtourism: impact and posible policy responses” (“La saturación turística: impactos y posibles respuestas políticas”) ha sido liderado por Paul Peeters, docente e investigador del Centre for Sustainability, Torurism & Transport (CSTT) de la Universidad de Breda para las Ciencias Aplicadas (Países Bajos). Claudio Milano y Paul Peeters parten de la base de que un buen número de cuestiones relativas al sobreturismo están relacionadas con la percepción (negativa) de la convivencia entre visitantes, residentes, empresarios y turistas debido a la afluencia de un elevado número de visitantes en determinadas épocas y espacios.

CAUSAS E INDICADORES DEL SOBRETURISMO

Las causas subyacentes de la saturación turística pueden estar relacionadas con los bajos costes del transporte, la evolución de las plataformas digitales y las redes sociales o el crecimiento en las llegadas de visitantes a escala global. Del análisis se establece una de sus principales conclusiones: las repercusiones de la saturación turística pueden ser sociales, económicas o medioambientales.

Los indicadores que se han utilizado en el estudio para observar la saturación turística han están relacionados con la densidad (pernoctaciones por km2) y la intensidad (pernoctaciones por residente) del turismo; la cuota correspondiente al número de plazas turísticas (Airbnb o Booking), la aportación al producto interior bruto (PIB); la intensidad del transporte aéreo (número de llegadas por avión dividido entre el número de residentes); y la cercanía de aeropuertos, puertos para cruceros y sitios incluidos en el Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Analizados los datos, el estudio sugiere valorar el riesgo de la saturación turística a nivel regional. Para ello, se han evaluado más de 290 regiones, incluidas 53 en las que había al menos un destino que ya se enfrentaba a la saturación turística. Del análisis se han identificado 15 nuevas regiones con un alto riesgo y se ha desarrollado una lista preliminar con los destinos y regiones potencialmente expuestos.

 

OSTELEA EN EL PARLAMENTO EUROPEO

 

UN TOTAL DE 41 CASOS PRÁCTICOS

El estudio presentado por el PhD de Ostelea incluye 41 análisis de casos prácticos. El trabajo de campo pone de manifiesto que la naturaleza de las repercusiones -ambientales, económicas y sociales- dependen del tipo de destino y que los destinos más vulnerables no son necesariamente las ciudades, sino más bien las zonas costeras, las islas y los sitios considerados patrimonio rural. Los casos analizados aparecen clasificados en cuatro tipos de destinos (rural, urbano, costero e islas, patrimonio y atracciones) y doce destinos emblemáticos no pertenecientes a la UE. Todos ellos incorporan una descripción general, algunas estadísticas, y un resumen de la evolución del turismo, repercusiones y políticas en este ámbito.

 

Los impactos se evalúan en función de variables como el número anual de turistas por 100 habitantes (TPT o tasa de penetración del turismo) y el número anual de turistas por km2 (TDT o tasa de densidad turística). Los resultados son muy diferentes entre los cuatro tipos de destino. Sorprendentemente, mientras que las repercusiones sociales son las que más se abordan en los medios de comunicación, el análisis indica que las repercusiones medioambientales también son comunes, aunque principalmente fuera de las ciudades.

Las medidas adoptadas con más frecuencia por las organizaciones de gestión de destinos y las administraciones locales para mitigar los efectos negativos del sobreturismo están relacionadas con el reparto de los visitantes en el tiempo y el espacio. Las medidas comunes mencionadas se sitúan en el ámbito de las actuales estrategias y prácticas de gestión del turismo, aunque para Claudio Milano estas no son necesariamente las más adecuadas.

RECOMENDACIONES PARA LA COMISIÓN “TRAN”

El trabajo permite concluir que la gestión política del turismo es un fenómeno complejo. Por ello y para prevenir o abordar sus repercusiones negativas de forma proactiva, es necesario disponer de medias y herramientas específicas y de carácter local. El principal problema sigue siendo la disponibilidad de datos precisos para aplicar intervenciones eficaces y medidas de gestión. Además, dificultan el estudio el creciente número de agentes del sector turístico que operan fuera del control de los responsables de las políticas (Airbnb o Uber) y la existencia de plataformas de viajeros como TripAdvisor que concentran los turistas en determinados destinos y lugares.

OSTELEA EN EL PARLAMENTO EUROPEO

Añadir nuevo comentario

Únete a nuestras citas

16
Noviembre
17
Diciembre